Pensamientos

1º de mayo de 2019, la evolución humana.

jueves 02 mayo 2019

La evolución humana me fascina, muy a menudo, mientras voy paseando camino de la playa, me viene a la memoria. Hace unos días he visto un documental que se refería a un nuevo homínido hallado hace unos veinte años en África occidental. El 19 de julio del 2001 un equipo franco canadiense de antropólogos desenterró en el desierto del Djurab  del actual Chad los restos fósiles de unos 7 millones de años de antigüedad del que se ha bautizado como Sahelanthropus tchadensis, una especie de hominino extinto. Los homininos son una tribu de primates de la familia Homínidos. Incluye al género Pan (chimpancés y bonobos) al género Homo subtribu Hominina (humanos) y a sus antepasados extintos. Los restos hallados en el Chad son al menos de seis individuos, e incluyen un cráneo completo que fue apodado Toumaï. Se los ha encontrado a 150 kilómetros al oeste de donde, en 1995, se encontró el Australopitecus bahrelghazali. ​ Se descartó su parentesco con otros homínidos, ya que sus rasgos no se corresponden con ningún homínido anterior y sí está mucho más cerca de los homininos. Se cree que vivió en zonas pantanosas. El cráneo y la cara son simiescos, y tenía dientes pequeños, en particular los colmillos, como los humanos. Su volumen cerebral es aproximadamente de 350 cm³, similar al de los chimpancés modernos y mucho menor que el de los humanos (1350 cm³). Se cree que ha podido ser bípedo y que tal vez fue el antecesor del Ardipitecus ramidus, que vivió un millón de años después. Hay Homininos fósiles desde hace 9,5-9,0 millones de años. Orrorin y Sahelantropus vivieron en la época de la separación y podrían ser antepasadas tanto de los chimpancés como de los humanos. Todas estas historias me fascinan, como digo. Porque la evolución no se detiene, está actuando en este mismo momento y dentro de 10 millones de años vivirán en el mejor de los casos y si no nos exterminamos nosotros mismos unos descendientes nuestros que no se parecerán a la gente que hoy nos encontramos en plazas y calles, de la misma manera que nosotros no nos parecemos al Toumai ni al Ardipiteco. ¿Cómo serán? ¿En qué se diferenciarán de nosotros? ¿Habrá cambiado su anatomía? ¿Qué aspecto tendrán? ¿Será su cerebro más voluminoso que el nuestro, serán capaces de hacer lo que nosotros ni soñamos, cuáles serán sus valores y su comportamiento? ¿Qué darán por descontado? ¿Qué habrá sido de Jesucristo y de nuestra Iglesia cristiana? ¿Seguirán escribiendo filosofía, queriendo ir al espacio, descubriendo nuevas leyes de la Física o habrán retrocedido, que también es posible, a etapas previas a la nuestra? ¡Mucho daría por estar presente, por ver y hablar con ellos, por saber qué pasó en el tiempo que nos separará!






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« mayo 2019 »
lunmarmiéjueviesábdom
  
1
5
8
9
10
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
29
30
31
  
       
hoy

Enlaces

RSS