Pensamientos

13 de junio – La evolución (sigue).

miércoles 13 junio 2018

Dos cosas son indiscutibles, una, el desplazamiento de las placas tectónicas; otra, la evolución. Las placas tectónicas que cubren la superficie del planeta Tierra siguen moviéndose y lo seguirán haciendo mientras la Tierra exista; y la evolución seguirá teniendo lugar para ajustarse a ese desplazamiento. En efecto, a medida que las placas se mueven, cambia la latitud de los continentes y con ella su clima; y para ajustarse al clima cambiante, los seres vivos tienen que evolucionar. Los seres vivos evolucionan porque para sobrevivir tienen que adaptarse a las nuevas condiciones ambientales.  Todo el mundo conoce los continentes de hoy, Europa, África, Asia, América y Oceanía; pero dentro de 100 millones de años, por decir una fecha, todo habrá cambiado; no existirán los continentes que hoy conocemos, sino una masa terrestre única de menor extensión que la actual y situada ante todo en el hemisferio norte, una nueva Pangea, como la que existió en el pasado en el tiempo anterior a los dinosaurios. Mientras la tierra emergente ocupará menos espacio que hoy, los océanos ocuparán más del que hoy ocupan. Los océanos se habrán ampliado y habrán inundado las tierras bajas porque los hielos se habrán derretido. La actual Antártida, cubierta hoy de una capa de hielo de miles de metros de espesor, se habrá desplazado hacia el norte y dentro de cien millones de años se hallará en el ecuador o por encima de él. Todo su hielo se habrá derretido. Formará parte de esa que he llamado nueva Pangea. Aunque parezca mentira, sus costas habrán incluso llegado a entrar en contacto con la actual Norteamérica. Pues bien, esa nueva Pangea estará cubierta de una selva tropical en la que abundarán los árboles nuevos y una multitud de nuevas especies animales, pájaros nuevos y nuevos insectos principalmente, resultantes de la evolución de los actuales. Según una teoría, los mamíferos de gran tamaño se habrán extinguido y sólo quedará uno pequeño parecido a una rata actual. Y aquí entra la pregunta crucial ¿qué habrá sido de nosotros, los seres humanos? Según esa teoría, no existiremos, nos habremos extinguido. Y entonces nos preguntamos ¿cómo habrá sido posible? Esa aparente evolución hacia una mayor complejidad, desde los seres irracionales que nos precedieron, los animales que hoy conocemos que no piensan ni construyen cosas ¿se quedará sin efecto como si nunca hubiese existido y de nuevo no existirá otra cosa que animales comunes de los que se arrastran y caminan a cuatro patas como los que existieron en el no aún tan lejano pasado, hace tan solo 65 millones de años, cuando se extinguieron los dinosaurios? Entonces ¿qué habremos sido nosotros, los animales que piensan, los animales que caminan erguidos, los animales capaces de pensar racionalmente, capaces de idear las Matemáticas y de descubrir las leyes de la Física, capaces de filosofar y de preguntarse sobre el porqué de las cosas, capaces también de fabricar aviones y naves espaciales e ir a Marte? ¿Habremos sido solamente una anécdota, un episodio pasajero de la historia total para volver de nuevo al mundo anterior que consideramos atrasado e inferior al nuestro?






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« junio 2018 »
lunmarmiéjueviesábdom
    
6
9
10
30
 
       
hoy

Enlaces

RSS