Pensamientos

16 de octubre de 2018, cómo nace una lesbiana.

viernes 02 noviembre 2018

 Una lesbiana, una mujer que tiene sexo con otra de su misma cuerda, no nace: se la hace. Nadie nace homosexual; algunas personas se entregan, andando el tiempo, a prácticas homosexuales. ¿Cómo lo han aprendido? ¿Qué las ha llevado a desviarse de la conducta que les señalaba su naturaleza? Volvamos al caso de Violette Morris. Se nos dice que ya en el convento donde se la educa da muestras de sus inclinaciones. Especulemos un poco. Es la pequeña de seis hermanas, se la mete interna de corta edad en un convento de monjas. Se la separa de los suyos, que viven en París, y se la interna en un convento belga, lejos de sus padres y de su familia. Es una niña pequeña y se siente abandonada y sola, es un golpe muy duro. Las monjas no son lo mejor para hacer frente a esta situación. Están allí para educarla, no para quererla como hija propia. La niña se siente desgraciada. Allí descubre a una condiscípula, quizá un par  de años mayor que ella, que la comprende y escucha y la protege frente a las otras alumnas. Violette conoce el amor, el amor desinteresado, el amor hecho de simpatía y comprensión. Y de ahí al amor sexual no hay más que un paso. No me lo invento, tal fue el caso de Alan Turing, el famoso matemático, y seguramente de otros muchos. Violette no nació homosexual; las condiciones en las que vivía la empujaron por ese camino.  






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« noviembre 2018 »
lunmarmiéjueviesábdom
   
1
10
11
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
28
  
       
hoy

Enlaces

RSS