Pensamientos

1 de mayo de 2015, la bella bestia.

miércoles 09 mayo 2018

1 de mayo de 2015, la bella bestia. La “Bella Bestia” fue una oficial Nazi despiadada que se hizo famosa por las torturas y asesinatos que cometió. Tras el angelical y bello rostro de esta joven mujer se escondía una de las más sádicas asesinas. Irma Ilse Ida Grese había nacido en 1923, la tercera de cinco hermanos, hija de Alfred Grese y Berta Winter. Su padre se inscribió en el Partido nazi el año 1937 y ella aprendió de él sus ideales. Alcanzada la mayoría de edad, se presentó en el campo de concentración de Ravensbrück y se ofreció voluntaria para el servicio de guardia auxiliar.

Sus superiores la adiestraron de inmediato en el arte de golpear con saña a los prisioneros y ella descubrió que sentía un gran placer cuando causaba dolor a otro ser humano. Recorría el campo con un látigo en la mano azotando a diestra y siniestra a todo el que se le ponía al alcance y sembrando el terror por doquier. Se dice que daba latigazos en los pechos a las reclusas mejor dotadas y que violaba a los internos de ambos sexos. En 1943 se la destinó a Auschwitz. Allí se ganó el apodo de la “hiena de Auschwitz”; además de golpear con el látigo, también apretaba el gatillo de su pistola sin reparo alguno y mataba a capricho. Se le atribuye unas 30 muertes diarias durante su estancia en este campo de exterminio. En Enero de 1945, se la trasladó al campo de Ravensbrück, y en Marzo al de Bergen-Belsen. Allí siguió golpeando, pateando, escupiendo, azotando, torturando y asesinando sin piedad, por lo cual la llamaron “la puta rubia de Belsen”. El 15 de Abril de 1945 los aliados liberaron el campo y se detuvo y llevó a juicio a sus servidores. Ese mismo año Irma confesó sin rubor ni remordimiento que tanto ella como sus compañeros habían asesinado a cientos de inocentes. El 17 de Noviembre se la condenó a muerte. El 13 de Diciembre, apenas con 22 años de edad, se la ejecutó en la horca.

Ante un caso como este cuesta comprender como puede existir alguien sin la menor inhibición moral, alguien incapaz de sentir la menor compasión, incapaz de identificarse ni aun fugazmente con sus víctimas. Nos cuesta comprender los extremos. Alguien solamente cruel, alguien solamente malvado. No puede ser, nos decimos. Esta mujer, esta joven, tenía solo 22 años cuando la ejecutaron. Tenía 18 años cuando se presentó en el primer campo. Era una adolescente, casi acabada de salir de la niñez. ¿Cómo explicar tan precoz maldad? Se dice que tomó de su padre los ideales nazis; pero su padre se incorporó al Partido solo en 1938, no fue de los fundadores, lo cual hace suponer que no era un fanático y que se hizo miembro de él por consideraciones prácticas, oportunistas, antes que por la ideología. Si el padre no era un fanático extremo ¿cómo explicar los extremos a que llegó su hija? Tuvo que haber otros factores implicados. Se dice también que ella sentía placer extremo cuando mataba y torturaba. También esto es difícil de comprender. Podemos disfrutar más o menos con lo que hacemos, pero no hasta el punto de perder la razón. De nuevo nos hallamos ante un caso que va más allá de cualquier medida. ¿Cómo explicar pues estos casos extremos?






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« mayo 2018 »
lunmarmiéjueviesábdom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
10
11
12
13
14
15
16
17
19
23
25
26
27
   
       
hoy

Enlaces

RSS