Pensamientos

24 de noviembre de 2018, sigue lo anterior.

viernes 30 noviembre 2018

 Según la ley de la gravedad de Newton, la aceleración de un cuerpo disminuye con el cuadrado de la distancia que lo separa de la masa que lo acelera. La teoría de Milgrom dice que la ley de Newton es válida sólo hasta que la aceleración disminuye al valor de 1,2 X 10-8 cm/sec2. Después de ese punto, en lugar de disminuir con el cuadrado de la distancia, disminuye sólo por la distancia. Por otra parte, mientras normalmente la fuerza de Newton es proporcional a la masa del cuerpo que causa la aceleración multiplicada por una constante (la constante gravitacional), Mond dice que cuando la aceleración es muy pequeña, la fuerza es proporcional a la raíz cuadrada de la masa por la constante de Newton. Si Milgrom está en lo cierto, las estrellas fuera de la órbita especial están acelerando más de lo que deberían porque están sintiendo una fuerza gravitacional más fuerte de lo que Newton predijo. Como teoría, Mond no tiene sentido para los físicos. Las fuerzas gravitatorias y eléctricas disminuyen con el cuadrado de la distancia como debido a la relatividad combinada con la naturaleza tridimensional del espacio. La conclusión es drástica. La teoría de Milgrom parece incoherente con los principios físicos básicos, incluyendo los de la relatividad especial y general. Se ha intentado modificar la relatividad general para construir una teoría que contenga Mond o algo parecido. Los físicos Jacob Bekenstein, John Moffat, y Philip Mannheim, de la Universidad de Connecticut, propusieron sus particulares teorías. (Bekenstein descubrió la entropía del agujero negro, mientras que a Moffat se debe la cosmología de la velocidad variable de la luz). Las tres teorías funcionan hasta cierto punto, pero son muy artificiales. Tienen varios campos adicionales y hay que ajustar varias constantes a valores inverosímiles para conseguir el acuerdo con las observaciones. También hay la cuestión de la inestabilidad, aunque los autores afirman que tal problema está resuelto. La buena noticia es que se puede estudiar estas teorías a la antigua usanza, comparando sus predicciones con la gran cantidad de datos astronómicos de que se dispone. Hay que decir que fuera de las galaxias, Mond no funciona muy bien. Hay muchos datos sobre la distribución de la masa y el movimiento de las galaxias en escalas más grandes que la escala galáctica. A este nivel, la teoría de la materia oscura concuerda mejor con los datos que lo hace Mond. Sin embargo, Mond parece funcionar bastante bien en el interior de las galaxias. En más de 80 estudios sobre cien, Mond predice con precisión cómo se mueven las estrellas. Mond predice cómo las estrellas se mueven dentro de las galaxias mejor que los modelos basados en la materia oscura. Estos últimos mejoran continuamente, por lo que resulta difícil predecir qué va a pasar finalmente. Pero, por el momento, parece que la situación es complicada. Tenemos dos teorías muy diferentes, sólo una de las cuales puede ser correcta. La de la materia oscura tiene sentido, es fácil de creer y predice muy bien los movimientos en el exterior de las galaxias pero no tan bien dentro de ellas. La otra teoría, Mond, funciona bien en las galaxias, pero falla fuera de ellas, y en todo caso se basa en supuestos que parecen contradecir la ciencia hasta ahora aceptada. 






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« noviembre 2018 »
lunmarmiéjueviesábdom
   
1
10
11
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
28
  
       
hoy

Enlaces

RSS