Pensamientos

26 de febrero de 2020, Romance del Jesuino

miércoles 26 febrero 2020

 —Jesuino, Jesuino, —joven de todos querido:

me gustaría un montón —que fueras mi prometido

y me llevaras al huerto, —que yo iría contigo.
—No otra cosa deseo, —heme aquí pronto y listo.
pedid por esa boquita, —haced vuestro el gusto mío,
y no perdamos más tiempo, —pongámonos ya al avío.

—Que me place, hombre apurado, —venid al lecho conmigo,
que son las horas ociosas; —un puro tiempo perdido

y de ocasiones fallidas —tan sólo nos arrepentimos.
Y de este modo curioso —fue el asunto concluido.
Se solazaban los dos —sin bulla hacer ni ruido

cuando el padre de la joven —los sorprendió de improviso

con las manos en la masa —pecando de lo más lindo.
Quedó el buen hombre del choque —atónito y sorprendido.
y de primera intención —no supo tomar partido,
mas recobrado el aliento —y viendo a los dos dormidos.
dejó para más tarde —la punición y el castigo.
Primero hay que pensarlo, —sentado a solas se dijo,
que lo que aprisa se cuece —suele salir mal cocido.
Mientras tanto los dos jóvenes —ajenos a lo ocurrido

se la pasaban en grande —y gozaban de lo lindo;
dejando a un lado las penas —la contrición y el conflicto.

A cada día lo suyo; —¿De qué sirve el anticipo?
No hay que dolerse a destiempo —de algo aún no sucedido.

Bendito sea el filósofo —que cosa tal nos ha dicho

y mostrándose indulgente —nos deja en paz y tranquilos.

Pero el padre de la moza —era de muy otro aviso,
y buscando algún remedio —al baldón sobre él caído,
se preguntaba qué hacer, —y se sentía indeciso.

¿Qué hiciera otro en su caso? —¿Cómo hubiera procedido?

¿Perdonarlos sin más trámite —dando la cosa al olvido,

o sin tardanza aplicarles, —un riguroso castigo?

De los pelos se tiraba, —en el dilema cogido.

Vino a sacarlo de él —cual un milagro divino,

un expediente dichoso —jamás a nadie ocurrido:

hacer que yacieran juntos —el uno al otro unidos.

hasta hartarse de la cosa —y pedir tregua y respiro.

Ya sucedió en la Edad Media —el caso que aquí transcribo,

un padre de aquel entonces —lidió con igual conflicto

y lo cortó por lo sano —atando a aquellos tortolitos

uno con otro hasta hartarse —y que pidieran auxilio,

que alguien los liberara —de aquel tormento y suplicio.

Que el mucho dulce empalaga —y hay que tomarlo a trocitos.

No se sabe si aquellos dos —la Historia no nos lo ha dicho,

aprendieron la lección, —y recobrado el sentido

fueron más sabios después —atentos y comedidos

sin excederse en el goce —ni sin pasarse en el rijo.
Aquí paz y luego gloria, —a todos deseo y digo,
que piensen antes de obrar —y entrar por el mal camino. 




Comentarios

What a story, there were some good moves by the father, many of the times when a girls father enters a room in like this situation, exaggerates and took bad decisions on the time.

enviado por law essay el 26 febrero 2020 a las 06:49 AM CET
Sitio web:: http://https://royalessaywriters.co.uk/law-essay-writing-service/ #



Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Galerías

Calendario

« febrero 2020 »
lunmarmiéjueviesábdom
     
1
2
3
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
19
22
23
 
       
hoy

Enlaces

RSS