Pensamientos

28 de junio, Jesucristo como metáfora del ser humano.

jueves 28 junio 2018

 Yo no creo en la divinidad de Jesucristo. Si para mí nunca ha existido un Yahvé, mucho menos existirá su Hijo Único. La doctrina cristiana dice: y Dios se hizo hombre, entendiendo por esto que El Espíritu Santo, una de las tres personas de la Trinidad, dejó embarazada a María de Nazaret y de ella nació un ser humano, Jesucristo, el Hijo de Dios, la segunda persona de esa Trinidad. Todo esto es solo un mito, es decir, una creencia que se impone en un dado momento porque favorece a los que mandan. Para mí Jesucristo es una metáfora del ser humano. Jesucristo es Hijo de Dios de la misma manera que los seres humanos lo somos, hijos de Dios, porque dependemos de Él por completo, absolutamente. El viento no mueve ni una brizna de hierba sin que Dios intervenga, se lee en la Biblia. Y es verdad, nada de lo que sucede sucedería si la Fuerza o Causa que respalda y explica al universo no lo permitiera. Esa Fuerza lo es todo, sin ella no es nada, y en ese sentido todos los humanos somos hijos de Dios. Jesucristo es una metáfora. Una figura general que nos representa a todos. La vida de Jesucristo es exactamente igual a la de cualquiera de nosotros, Jesucristo ha tenido que comer y dormir como todos nosotros, ir al baño, ha sudado si hacía calor, ha cogido la gripe o tenido dolor de vientre Tomemos por ejemplo especial su Pasión. ¿Acaso nuestra vida individual, la vida de cada ser humano aislado, no es una Pasión? Sí, lo es, con todos sus sufrimientos y dificultades cada ser humano recorre durante su vida un Vía Crucis. De la misma manera que Jesucristo alzó al cielo la voz en el momento de morir crucificado en el Calvario, ¿porqué, porqué, Padre me has abandonado? ¿no nos sentimos nosotros a veces abandonados y solos, más que nada cuando nos sentimos a punto de morir? Y como él, ¿no decimos muchas veces, oh, Señor, aparta de mí este cáliz, este mal trago, pero dame paciencia, no se haga mi voluntad sino la tuya? Jesucristo es una metáfora del ser humano. Puede que haya existido, que haya sido una persona real, pero en ese caso no habrá sido otra cosa que un moralista, un maestro de sabiduría, un gurú, nunca, por descontado y realmente, el Hijo unigénito de la Divinidad, el hijo humano del creador. ¡Qué disparate!  






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« junio 2018 »
lunmarmiéjueviesábdom
    
6
9
10
30
 
       
hoy

Enlaces

RSS