Pensamientos

29 de septiembre de 2018, los culpables de mi obesidad.

sábado 29 septiembre 2018

 La obesidad es un problemón. Todas las tardes me siento junto a la fuente vecina a mi casa y me dejo estar, dejo que el rumor de sus surtidores me calme y al mismo tiempo contemplo a la gente que pasa. Pues bien, de un tiempo a esta parte me he dado cuenta de que con notable frecuencia pasan por delante de mí algunas personas absurdamente obesas, la palabra absurdamente es la clave, obesas escandalosas, no simplemente gordas y con algunos kilos de más. Mujeres jóvenes incluso adolescentes cuyos muslos como troncos de árbol y cintura como rueda de camión son indescriptibles. Y no puedo menos que preguntarme el porqué de semejante fenómeno. ¿Es que esas gentes no se dan cuenta de su condición? ¿Es que no les importa? ¿Qué han hecho o qué hacen para llegar a semejantes extremos? He buscado en los libros. Fat chance (la oportunidad de las grasas) de Robert Lustig destaca entre ellos. El culpable con mucho de la actual epidemia de obesidad es el azúcar. Se nos ha acostumbrado a reconocernos culpables últimos de lo que nos pasa, se insiste continuamente en ello, lo hemos aceptado como verdad indiscutible cuando es así que el entorno en el que vivimos es el primer responsable de lo que pensamos y de cómo nos conducimos. Nuestra conducta dependía de nuestras hormonas, como he dicho días atrás, en estado de naturaleza, cuando vivíamos aún en el bosque y no nos habíamos pasado masivamente a las ciudades, cuando aún no estábamos ‘civilizados’, en suma. Hoy nuestra conducta depende ante todo de la publicidad. Cuando vivíamos en el campo vivíamos prácticamente solos, nos rodeaba apenas un puñado de vecinos y nos ateníamos ante todo a nuestra propia experiencia para saber qué hacer. En la actualidad todo eso no existe ya. Hacemos lo que hacen los demás, hasta en lo más falto de importancia recurrimos a los que se dicen ‘expertos’  y en resumen hemos perdido la capacidad de vivir por nuestra cuenta y dejarnos guiar por nuestra innata sabiduría.  Ahí entra el asunto de la alimentación. Antes no teníamos problemas a la hora de saber qué queríamos comer y cuándo hacerlo, sentíamos hambre y sentíamos sed, nos sentíamos hartos, el cuerpo nos pedía tal y cual cosa, tal y cual ‘capricho’ cuando padecíamos alguna deficiencia, ellos regían nuestra conducta. En la actualidad comemos porque es hora de comer, comemos lo que nos recomienda algún chef, comemos para estar juntos, el comer se ha vuelto un acto social. Ya no comemos lo que necesitamos cuando lo necesitamos, sino lo que nos ofrecen la industria alimentaria y sus servidores. Y la industria alimentaria quiere ante todo vender, cuanto más mejor, sin atender a la conveniencia para nuestra salud. Resultado, obesidad y diabetes en cantidades nunca antes vistas, enfermedad. (Continuará)




Comentarios

Thank you for sharing this post. I enjoyed your post. I will regularly visit your blog.

enviado por the impossible quiz el 11 octubre 2018 a las 11:09 AM CEST
Sitio web:: http://theimpossible-quiz.com #

Indeed, obviously. I acknowledge with you that you imparted an extremely incredible plan to novel contemplations. The meeting is imperative piece of our life and there is no limit of oversight in it. I adhere to your guidance since I additionally confronted this thing.

enviado por Rearclume1962 el 12 octubre 2018 a las 01:12 PM CEST
Sitio web:: http://https://legitimate-writing-services.blogspot.com/2018/10/writingessayeastcom-review.html #



Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« septiembre 2018 »
lunmarmiéjueviesábdom
     
1
2
3
4
5
6
7
8
9
16
17
18
19
20
21
22
23
24
30
       
hoy

Enlaces

RSS