Pensamientos

31 de agosto de 2018. Se educa a los hombres para que lo pasen bien en la cama.

jueves 13 septiembre 2018

 (sigue el anterior) 

Lo llamaban sexo oral y ya no había espectáculo de cine o variedades en que un varón no simulase lamer a una hembra; y que de ello no presumiese y se enorgulleciese; imitando a los perros, que si bien no la lamían, le olfateaban sin inhibiciones las partes.

Se hacía del aparato genital objeto de estudio y atención como una nueva asignatura. Todos y todas ignoraban lo más elemental de una indigestión, de un resfriado, de una taquicardia. Todos y todas ignoraban los efectos nocivos del alcohol, de las grasas, de la carne de las hamburguesas locas, de las patatillas Kellog's o de las colas locas efervescentes; pero de píldoras del sexo, y contra el sexo, se las sabían todas.

Se educaba en la sexualidad educando en conductas desviadas: en no concebir, a las mujeres; en masturbarse, a solas o a dos, a los varones.

Sin escuelas, los del tercer mundo vivían atrasados. Acudían a instruirlos las ONG del primer mundo. Enviaban éstas a una High School de Nueva York a una Mandela; y cuando regresaba ya instruida, aleccionaba a las atrasadas ciudadanas en cómo parir menos y dedicarse más a trabajar.

 Dejad ya de tener hijos  les decía. Y luego les repetía aquello de que todo hombre debía a lo largo de su vida escribir un libro, tener un hijo y plantar un árbol.

Los hijos, ya se las inducía a no tenerlos; el libro, no podían escribirlo, ya que eran analfabetas; y en cuanto a plantar el árbol, se agrupaba en la ONG del cinturón verde a las nuevas mujeres ahora emancipadas y se las enseñaba a plantar los eucaliptos para las madereras.

Jesús de Nazaret, dios oficial de aquellas gentes, había sido una rareza, pues no había tenido ningún hijo, no había plantado un mísero arbusto, por el contrario, había maldecido de una higuera, y había dejado que el Nuevo Testamento se lo escribiera otro.

Igual que Platón había escrito los libros de Sócrates; que tampoco había sido agricultor, ni aun de fin de semana; ni le había hecho hijos a la Xantipa. O en el caso de Buda, que no plantaba árboles porque lo de él era estar quieto al pie de ellos, que tampoco los derribaba, y llevado a Ceylán, el suyo de la iluminación ha durado hasta hoy. Tampoco había escrito una línea, que en su tiempo dominaba la tradición oral y aún no se había inventado la fotocopiadora. Y sólo había tenido un hijo de la Yasodara. Aunque más tarde sus discípulos le hubiesen atribuido la paternidad de miles; espirituales, los hijos, porque fisiológicamente, nadie, ni Ramsés II, hubiera sido capaz de tal proeza.

Ramsés, el de los 101 hijos y 56 hijas.

¡Vaya creador! Mucho lo envidio.

Privadas de prole, las mujeres se quedaban sin materia sobre la que ejercer el mando y jerarquía, y se encuadraban en las ONG, para tener poder sobre los desdichados de otros mundos. Sublimaban los instintos. Todo dios los sublimaba. Igual que los clérigos de entonces, que para dedicarse en cuerpo y alma y a tiempo integral a salvar a los otros por su bien, evitaban comprometerse teniendo familia. Igual que los monjes y las monjas. Que emparejándose con el dios en exclusiva, sólo a él complacían, hacían mérito a sus ojos y ganaban al par la vida eterna, ya que se negaban a dar la vida temporal a su descendencia.

La educación digestiva era preventiva en la mujer. Por eso absteniéndose de comer, como sus hermanas se abstenían de alumbrar, las mujeres anoréxicas salvaguardaban la sacrosanta línea, evitaban grasas mal emplazadas y así aligeradas alcanzaban más fácilmente el autobús.

En la escuela de Arguiñano se educaba a unos y otras en la digestión. Con una encuesta se les instruía acerca de los varios comportamientos, aquellos de quienes comían fuego, clavos o cristales. Orientada en los varones al placer tal enseñanza, se atracaban éstos de marisco, lechones en vinagre y perdices a la vinagreta. Y como los romanos antiguos, provistos de una espátula de marfil para provocarse el vómito de lo ingerido, acudían a los triclinios y se empanturraban de más platos.






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« septiembre 2018 »
lunmarmiéjueviesábdom
     
1
2
3
4
5
6
7
8
9
16
17
18
19
20
21
22
23
24
30
       
hoy

Enlaces

RSS