Pensamientos

4 de julio de 2018, santo Tomás de Aquino.

viernes 06 julio 2018

La Malibrán murió de repente tras haberse golpeado la cabeza contra el suelo. Este hecho me trajo a la memoria a santo Tomás de Aquino, otro personaje que murió por las mismas causas y de la misma manera, de repente, tras golpearse la cabeza contra un árbol. Tomás nació en el castillo de Roccasecca, a tres kilómetros de Aquino, a medio camino entre Roma y Nápoles. El padre, el Conde Lacy, descendía de alemanes, había conocido a Barbarroja y ocupó un cargo muy importante en la corte de Federico II. La madre también era de familia noble, pero no alemana sino normanda. Tomás era un nórdico cabal: tenía rubio el pelo, los ojos azules, los hombros cuadrados, el tronco robusto, y el rostro ancho e inexpresivo; su porte era grave y serio y al envejecer se hizo torpe y pesado. Además de la complexión intervino en ello su buen diente sin duda, pues el perímetro de su cintura llegó a ser tal que, para dar cabida a su descomunal vientre, tuvieron que abrirle un hueco semicircular en el tablero de la mesa donde escribía. Eso al menos se cuenta de él. Nada de dieta mediterránea y cosas tales. Aun por encima era un clérigo y en su tiempo los clérigos tenían fama de ser gente glotona demasiado aficionada a la buena mesa. En todo caso, de niño su aspecto le había valido el apodo de "el buey mudo". Era reservado y taciturno, se apartaba de los demás y, mientras sus camaradas se divertían, él estudiaba y rezaba. Cuando, a los catorce años, se graduó en Monte Cassino, su padre lo envió a Nápoles, para que estudiase con los más famosos maestros de leyes y gramática de Europa. Se inscribió en los cursos de Pedro de Irlanda, especialista en Aristóteles, y se hizo su discípulo. A la edad de diecinueve años, entró en la orden de los dominicos pese a los deseos de su padre que quería que fuese, como sus hermanos, un cortesano y hombre de armas. Un día en Roccasecca se supo que Tomás había partido para estudiar teología en París. Los hermanos le corrieron detrás y lograron alcanzarlo antes de entrar en Francia. Lo hicieron volver y su madre lo encerró en un calabozo y lo sometió a un verdadero "lavado de cerebro" y todo tipo de tentaciones. Primero trató de persuadirlo razonando y luego, al ver que nada conseguía, con argumentos mucho más convincentes para un hombre joven de veinte años. Envió a la celda del hijo a una joven espléndida y de hermosos pechos completamente desnuda. Al verla, Tomás la amenazó con un tizón que tenía a su alcance y la obligó a huir. Incluso su hermana Marata trató de apartarlo de su vocación, pero después de haber hablado durante algún tiempo con él, no sólo renunció a convencerlo sino que se hizo monja. Ante tal obstinación, la familia decidió dejarlo en libertad, por miedo a que hiciese del castillo un convento. Si se hubiera quedado lo hubiera conseguido sin duda. Pero no se quedó y, de nuevo libre, se fue primero a París y luego a Colonia. (Continuará).




Comentarios

Really nice and interesting post. I was looking for this kind of information and enjoyed reading this one. Keep posting. Thanks for sharing.

enviado por magasinternational el 09 julio 2018 a las 01:12 PM CEST
Sitio web:: http://www.magasinternational.com #



Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« julio 2018
lunmarmiéjueviesábdom
      
1
15
18
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
     
hoy

Enlaces

RSS