Los pensamientos de un testigo de lo que pasa

4 de junio de 2018– La propaganda es poder.

lunes 04 junio 2018

¿Cómo es posible que pasen estas cosas? se pregunta uno asombrado. Y la respuesta está en el poder asombroso de la propaganda. Se lo conoce desde tiempos inmemoriales, por descontado, pero no está de más recordarlo. En primer lugar citaré al mismísimo Abraham Lincoln, que al parecer dijo lo siguiente: "En esta y otras comunidades semejantes, el sentimiento público lo es todo. Con él nada falla; sin él nada se hará. Por tanto quien moldea el sentimiento público logra más que el que promulga leyes o decide lo que hay que hacer. El sentimiento público hace que las leyes y las decisiones sean posibles o imposibles de llevar a cabo".

Y para Adolfo Hitler, "la propaganda debe ser tan popular y en un nivel intelectual tan bajo que aun el más estúpido la pueda entender. Por lo tanto, deberá ser tanto más simple y elemental cuanto mayor sea el número de personas sobre las que se quiere influir". "Aplicándola con conocimiento y constancia se puede lograr que la gente no vea como infierno aun lo más horroroso, o al revés, que vea como paraíso incluso el modo de vida más miserable." "La mejor arma política es el terror, la crueldad inspira respeto. Se nos odiará, pero no nos importa; no queremos ser amados, sino temidos.”

En otra ocasión, Hermann Goering, ministro de Hitler, declaró ante sus oyentes:  “Está claro que la gente no quiere la guerra. ¿Por qué un pobre obrero o campesino querría arriesgar su vida en una guerra cuando lo más que puede sacar de ella es volver vivo a su casa? Naturalmente la gente común no quiere la guerra ni en Rusia, ni en Inglaterra, ni para el caso en Alemania.” “Se lo entiende fácilmente; pero después de todo, son los líderes del país los que determinan la política y siempre es sencillo arrastrar a la gente, tanto si se trata de una democracia como de una dictadura fascista.” “Con votos o sin ellos, siempre se puede lograr que la gente haga lo que quieren sus líderes. Es muy fácil. Basta con decirles que alguien los ataca y denunciar a los pacifistas por su falta de patriotismo y por exponer al país al peligro. Funciona en todos lados.”.

De acuerdo con él, cuando Hitler propuso crear la Gestapo en la Alemania nazi dijo a su audiencia: “Un mal amenaza a cada hombre, mujer y niño de esta gran nación. Hay que tomar medidas para garantizar nuestra seguridad nacional y proteger a nuestra patria.”

“Una mentira se sostendrá sólo mientras el Estado consiga que la gente no sepa cuáles serán sus consecuencias políticas, económicas o militares. Importa pues mucho al Estado reprimir con todos sus poderes la disidencia, porque la verdad es el enemigo mortal de la mentira, y por lo tanto, la más grave amenaza para el Estado.” Lo dijo Goebbels, el Ministro de Propaganda nazi.






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« junio 2018
lunmarmiéjueviesábdom
    
6
9
10
25
26
27
28
29
30
 
       
hoy

Enlaces

RSS