Pensamientos

6 de junio de 2019, los piratas del mar Rojo.

jueves 06 junio 2019

 Ayer alguien protestaba en el diario porque el gobierno francés haya vendido a Arabia Saudí 500 millones de dólares de armamento y alguno le contestaba que esos millones de dólares eran para comprar patrulleras que vigilasen la piratería del mar Rojo. El asunto de los piratas del océano Índico viene de atrás. Hace uno o dos meses se hablaba en el diario local o la TV de un buque de guerra de nuestra Armada que patrullaba las aguas del golfo de Adén para proteger a los mercantes de bandera española que circulan por él y se decía que hacerlo cuesta muy caro al Estado, cada día de vigilancia sale por decenas de miles de euros. Luego he visto en YouTube un documental que habla de lo mismo, de cómo las más diversas naciones envían allí sus patrulleras y naves de guerra para proteger el comercio de sus respectivos países. Según parece, uno de esos días, los piratas habían abordado y secuestrado un barco ucraniano y habían pedido también miles de euros por dejarlo en libertad. La tripulación se pasó allí inmovilizada más de un mes porque el armador ucraniano no quería pagar el rescate. Felizmente al fin lo pagó y los marineros pudieron regresar a sus casas. Tras ese rescate el autor del documental entrevista al capitán de otro barco de guerra, esta vez alemán, que patrulla igualmente aquellas aguas. El capitán dice que su cometido es estorbar lo mejor que pueda que los piratas se adueñen del barco que él escolta, pero que aparte de eso no puede hacer nada más, disparar contra ellos o sólo apresarlos porque las leyes de su país se lo prohíben. Los piratas se acercan en simples lanchas neumáticas al barco que quieren capturar y lo abordan fácilmente porque los mercantes no van armados. Por otro lado, como decía el capitán alemán, un solo barco de guerra no puede asegurar a todos los mercantes que circulan por aquellas aguas porque los km2 que hay que cubrir son muchos y los piratas pueden aparecer a la hora menos pensada. Es prácticamente imposible acertar con el lugar y el momento en que tendrá lugar el asalto. De modo que la presencia en la zona de los barcos de guerra es poco menos que inútil. Se limita a tratar de disuadir por las buenas a los piratas. Esta es una cara de la moneda. La otra cara es la siguiente. A continuación el periodista se dirige a entrevistar a los piratas, que están de acuerdo en dejarse filmar y contar su propio punto de vista. Según parece todo comenzó porque un buen día hace años apareció en aquellas costas un barco pesquero de algún país occidental  al que siguieron otros muchos que con sus redes y modernas técnicas de captura arrasaron con cuanto pez había y condenaron a morir de hambre a los ribereños, que habían vivido de la pesca durante generaciones. Cuando alguno de esos ribereños quiso oponerse a aquel abuso y salió en su canoa  para tratar de impedirlo, los pesqueros occidentales simplemente lo arrollaron y lo mataron. El hombre que ahora hablaba ante las cámaras era su hijo. Los occidentales, decía, pasan de nosotros, no les importamos ni poco ni muchos. Han destruido nuestro medio de vida y nadie se responsabiliza. Hemos tenido pues que reciclarnos  y nos hemos dedicado a la piratería. Si los buques de guerra que patrullan por aquí nos lo ponen difícil, también nosotros subiremos la apuesta y en lugar de asaltar pacíficamente a los mercantes y simplemente pedir un rescate, empezaremos a ametrallar a las tripulaciones. Y ahí estamos, los Estados prefieren gastar decenas de miles de euros de nuestros impuestos enviando a sus barcos de guerra a una actividad inútil, antes que controlar a sus criminales pesqueros o por lo menos indemnizar a los pescadores ribereños a los que han maltratado y dejado sin medios de subsistencia. Este es otro ejemplo de doble juego e irracionalidad. Se despilfarra el dinero en actividades sin sentido e ineficaces y no se quiere reconocer la propia responsabilidad en el problema que se dice combatir. Ante estos casos, uno se hace cruces. ¡Qué siglo XXI ni viaje a Marte! ¡Ni civilizados ni nada, simplemente necios e irresponsables.






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« junio 2019 »
lunmarmiéjueviesábdom
     
1
2
3
4
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
       
hoy

Enlaces

RSS