El toro de la Vega

jueves 18 septiembre 2014

 Ese lastimoso espectáculo desaparecería por sí solo si nadie le prestara atención, ni siquiera para combatirlo. Hacerle el vacío. Que los media no hablen de él, que no envíen allí a sus periodistas, que no acudan multitudes a condenarlo. Toda esa agitación lo alimenta. 

En General | Sin comentarios | Permalink






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado