Los jueces han enloquecido

martes 19 mayo 2009

 De un tiempo a esta parte están dictando sentencias que contradicen el sentido común. Bien está aplicar las leyes, pero aplicadas al pie de la letra son un disparate, una burla. Las leyes al servicio del juez y no el juez al servicio de las leyes. El juez debe aplicar su criterio y no dejarse avasallar. Al parecer están a punto de derribar la casa de un sujeto porque está a menos metros del linde de los que marca la ley. Un señor, un buen día, decide hacer su casa en el terreno que posee. Pide el permiso necesario. El concello se lo da. Levanta la casa. Y pasados los años, una vecina que imagino sádica y loca, lo denuncia porque al parecer los muros de la edificación están a menos metros del borde de la propiedad que los permitidos. El juez dictamina y hay que derribar la casa. La familia en pleno, padres, hijos, abuelos, se traslada a un hotel y empieza el pleito para reclamar al Ayuntamiento que en su día permitió la obra la indemnización adecuada. Si no es disparate y locura, qué alguien lo diga. El trastorno que va a causar la denuncia de esta vecina justiciera y la sentencia de este juez paranoico superan cualquier límite razonable. Los dueños de la casa han propuesto la solución intermedia de derribar solamente los metros cuadrados en exceso; pero no, hay que derribar el total. El trabajo de hacer la casa, el coste, las energías que el propietario ha empleado en defenderse, la compensación de dinero público que habrá que darle... si no es despropósito, si no es locura, lo parece. Si a esta sentencia se une otras dos en que se ha condenado a un padre a un año de cárcel por haber dado un cachete a su hijo, lo dicho, la jueces han enloquecido.

En General | Sin comentarios | Permalink






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado