Pensamientos

Los vientres de alquiler

lunes 10 septiembre 2018

 25 de agosto de 2018, los vientres de alquiler. He dicho días atrás que las mujeres modernas, o adelantadas como las llama Carmen Vijande, querrían que hubiera úteros mecánicos que se encargaran de la reproducción. De ese modo ellas se librarían de la engorrosa y molesta maternidad. Todavía no hay úteros máquinas, pero ya hay úteros externos, a saber, los vientres alquilados. Una mujer quiere ser madre o tener hijos, no sé cuál es la expresión más apropiada, pero no quiere parirlos, concebirlos, quedarse preñada y tener que abortar. Ni ponerse el DIU ni tomar anticonceptivos ni tomar precauciones, solo quiere follar sin complicaciones. La solución, pasar la tarea a otra, alquilar el vientre de una menos afortunada. El semen lo pone el marido, conformes, el óvulo lo pone ella, conformes también, pero el vientre, el útero, las naúseas del embarazo, la diabetes pos parto, todo eso lo pone la otra, el vientre alquilado. ¡Qué fácil! ¿Verdad? Es cuestión de posibles, nada más. ¿Tienes la pasta? Pues ya está. Te lo puedes permitir y punto. Me trae a la memoria a las amas de cría que eran cosa común en siglos pasados. Cuento la historia en mi libro LOS HIJOS NO CUENTAN, publicado en kdp Amazon.  Claro que hay un pequeño inconveniente. Según dicen los entendidos, entre la madre biológica y el feto que crece en sus entrañas se establece un vínculo muy estrecho y profundo. Cuando nace el bebé, reconoce a la madre por la voz, el olor, incluso el roce con la piel. Y en la leche que mama, es la leche de su verdadera madre. Si no más nacido se lo separa de la madre biológica y se lo da a una mujer desconocida ese vínculo se interrumpe de pronto. El bebé ya no reconoce a su madre verdadera en la ‘madre’ postiza, la ‘madre’ nueva, con el añadido de que esta madre nueva no le dará de mamar, primero porque no le ha venido la leche y segundo porque el bebé no la reconocería. El bebé sufre un trauma severo no más nacer.  Pero qué importa, las mujeres que alquilan un vientre de otra para ‘tener’ un hijo como se tiene un lavaplatos o un coche o un piso no piensan en las consecuencias para el bebé, sólo piensan en lo que ellas quieren y con eso les basta. Son adelantadas, modernas, y libres para hacer su santa voluntad.






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado

Búsqueda

Calendario

« septiembre 2018 »
lunmarmiéjueviesábdom
     
1
2
3
4
5
6
7
8
9
16
17
18
19
20
21
22
23
24
30
       
hoy

Enlaces

RSS