Otro abuso callado

miércoles 01 octubre 2008

De nuevo y a la chita callando, sin que lo parezca, se abusa de nosotros, la gente común. Todas las noches vuelvo en el Vitrasa. Hasta la semana pasada, todo era como de costumbre, no pasaba nada; pero desde ayer lunes algo ha cambiado. El conductor del autobús, que tampoco es el de siempre, pone a nivel molesto la radio gallega. Hoy mismo se hablaba en los diarios de los niveles de ruido en la ciudad. Más allá de 65 dB, una conversación ordinaria, el ruido es molesto. Pues bien, este conductor, ignoro si por gusto propio o por imposición o presión de los aborrecibles nazionalistas gallegos sobre la compañía Vitrasa, pone alta la radio. Y la pone en gallego. Y ahí nos tenéis, a los pasajeros, una audiencia cautiva, condenados, lo queramos o no, a oir a toda pastilla el noticiario gallego. Hasta ayer las emisoras eran mayormente en castellano, unos días más altas, otras más bajas, pura rutina, prácticamente nunca molestas. Sin que por otra parte se vea la necesidad de viajar por fuerza con ese ruido de fondo. Los pasajeros no necesitamos para nada oir la radio mientras viajamos, y el conductor no debe tener nada que lo distraiga. Pero ahora, ruido insufrible en el maldito gallego. Y no hay manera de protegerse y huir, porque ningún asiento queda lejos del maldito altavoz. Padecemos callados un nuevo abuso.

En General | Sin comentarios | Permalink






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado